Arreaza: Este par de personajes trata, desesperadamente, de salvar sus cargos después de un año de torpezas y fracasos | FOTO SPUTNIK

**El diplomático venezolano aseguró que ambos políticos estadounidenses son “un derroche de antidiplomacia, frustración y soberbia combinadas”.

CIUDAD MCY.- El canciller Jorge Arreaza aseguró este viernes que Elliott Abrams, enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, y el encargado de negocios, James Story, intentan salvar sus cargos atacando a este país.

“Este par de personajes trata, desesperadamente, de salvar sus cargos después de un año de torpezas y fracasos. Un derroche de antidiplomacia, frustración y soberbia combinadas. No aprenden lecciones y no extraen moralejas. Venezuela es irrevocablemente libre e independiente”, escribió el jefe de la diplomacia venezolana en Twitter.

Esas declaraciones se suceden luego de que ambos funcionarios estadounidenses acusaron, sin presentar pruebas, que con amenazas, dinero y exilio el Gobierno Bolivariano trata de evitar la reelección del diputado opositor Juan Guaidó como presidente de la Asamblea Nacional, en desacato desde 2017.

Además, el enviado especial de EEUU pidió a la Unión Europea (UE) que también imponga medidas restrictivas adicionales contra esa nación caribeña.

MANIPULACION, MENTIRAS Y AGRESIONES

Abrams y Story hicieron falsas declaraciones acerca de que Rusia y China, principales socios comerciales de Venezuela, aseguran que el presidente constitucional Nicolás Maduro debe irse, porque ha arruinado la economía de Venezuela, afirmaciones que han sido desmentidas en reiteradas ocasiones por ambos países con los que esta nación mantiene las mejores relaciones.

Recientemente, el canciller afirmó que los planes de la Casa Blanca de promover un golpe de Estado en Venezuela han fracasado, y que no quieren reconocer que en esta nación se trabaja para mantener la soberanía y el respeto a sus derechos humanos.

En este año, Washington y sus aliados han recrudecido sus ataques contra este país, además de financiar y apoyar atentados y otras acciones violentas, con el fin de provocar una guerra civil y provocar la salida de Maduro, objetivo que no han cumplido.

Estados Unidos adoptó varias tandas de sanciones contra Caracas, la mayor parte de ellas contra altos cargos y exfuncionarios venezolanos, pero también contra el sistema financiero y la industria petrolera del país caribeño.

Información AVN | SPUTNIK | PRENSA LATINA