La Cancillería mexicana denunció la “excesiva presencia” de seguridad en las inmediaciones de su embajada | FOTO PL

**Persisten las denuncias por la vigilancia del Servicio de Inteligencia boliviano, a la sede diplomática mexicana, donde están refugiados nueve exfuncionarios de Evo Morales.

CIUDAD MCY.- La presencia de militares y policías en las cercanías de la sede diplomática y la residencia oficial de la embajadora de México en Bolivia continúa este viernes, pese a denuncias del país norteamericano sobre violaciones al derecho internacional.

“No hay posibilidades de diálogo entre las cancillerías de México y Bolivia hasta que retiren el excesivo despliegue policial y militar que nos asedia”, dijo el subsecretario de México para América Latina y el Caribe, Maximiliano Reyes a una radio local.

Según el funcionario mexicano, su país siempre ha optado por el diálogo como la única manera para resolver el conflicto y mostró la disposición de su Gobierno a tener una “comunicación formal, legal y diplomática”, precisó el sitio digital de WRadio.

Hasta la fecha, México ha enviado 28 notas diplomáticas para resolver la disconformidad; sin embargo, las reuniones de diálogo resultaron canceladas de forma continuada.

ORGANISMOS INTERNACIONALES CONTRA EL ASEDIO

Desde el lunes anterior persisten las denuncias por la vigilancia del personal de Inteligencia boliviano en la sede diplomática mexicana en el país sudamericano, donde actualmente se encuentran refugiados nueve exfuncionarios del Gobierno de Evo Morales.

Varios organismos internacionales como el parlamento del Mercosur (Parlasur) y la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) denunciaron el asedio a la sede diplomática mexicana en Bolivia.

La bancada progresista del Parlasur a través de un comunicado manifestó su solidaridad con las misiones diplomáticas acreditadas en Bolivia bajo amenazas y hostigamientos del Gobierno ilegítimo de Jeanine Áñez, con referencia directa a México.

También la Alba-TCP emitió un comunicado oficial de condena al asedio a la residencia y la embajada de México en Bolivia por parte del Gobierno de facto.

La Alba-TCP manifestó además su apoyo a la acción jurídica de la nación mexicana frente a dicho hostigamiento que viola el derecho internacional, las convenciones que regulan las relaciones diplomáticas y consulares en el mundo.

Información PRENSA LATINA