El objeto de la visita realizada por la Encargada de Negocios de España a la residencia diplomática era exclusivamente de cortesía FOTO SPUTNIK

>La embajadora mexicana afirmó que la policía detuvo un carro con placas diplomáticas, donde viajaban la encargada de negocios y el cónsul español en Bolivia

CIUDAD MCY.- El Ministerio de Asuntos Exteriores de España abrirá una investigación tras la denuncia realizada por el Gobierno boliviano sobre los hechos ocurridos en la Embajada de México en La Paz que involucran a la encargada de negocios del país europeo, informó el ente.

De acuerdo con la canciller de Bolivia, Karen Longaric, el 27 de diciembre varios individuos identificados como funcionarios de la Embajada del país europeo en La Paz, acompañados por encapuchados, «intentaron ingresar de forma subrepticia y clandestina» a la residencia diplomática de México.

La embajadora de México en el país andino, María Teresa Mercado, afirmó en Twitter que la Policía detuvo un automóvil con matrículas diplomáticas en el cual se encontraba la encargada de negocios y el cónsul de España en Bolivia. Asimismo, Mercado afirmó también que unos vehículos militares intentaron entrar en su residencia.

Más tarde, los representantes de las Fuerzas de Seguridad de Bolivia informaron que se trataba de unos agentes encargados de proteger a los diplomáticos españoles, que asistían a una reunión en la embajada mexicana. Cuando los agentes de la Policía les pidieron que se quitaran las capuchas de sus cabezas, estos se negaron a hacerlo y la delegación abandonó el lugar.

Desde hace unos días, el gobierno de facto boliviano ha aumentado la vigilancia cerca de la Embajada de México —desde el 15 de noviembre se encuentran asilados nueve miembros del gobierno del depuesto presidente boliviano Evo Morales—, y exige a México que les entregue a los funcionarios.

Tal medida, según el Gobierno mexicano, viola la Convención de Viena sobre las relaciones diplomáticas y también la soberanía de México.

España no iba a ayudar a asilados a salir de embajada mexicana

“El Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea (UE) y Cooperación desea aclarar que el objeto de la visita realizada por la Encargada de Negocios de España (Cristina Borreguero) era exclusivamente de cortesía y niega rotundamente que pudiera tener como objeto facilitar la salida de las personas que se encuentran asiladas en aquellas dependencias”, explicó este sábado la Cancillería española.

SPUTNIK