Irak decidió sacar del país a los militares de EEUU después del ataque aéreo que mató a Qasem Soleimani | FOTO SPUTNIK

**El Parlamento iraquí votó a favor de desalojar a unos 5 mil 300 soldados estadounidenses del país.

CIUDAD MCY.- Irak decidió sacar del país a los militares de EEUU después del ataque aéreo estadounidense del 3 de enero que mató a Qasem Soleimani, un importante general iraní cuya muerte provocó una escalada de tensión entre Washington y Teherán. El ataque tuvo lugar en la capital iraquí, Bagdad.

El Parlamento iraquí votó a favor de expulsar a unos 5 mil 300 soldados estadounidenses del país.

El Departamento de Estado advirtió que podría negar a Irak el acceso a su cuenta en el Banco de la Reserva Federal de Nueva York. Irak, como muchos otros países, guarda allí parte de sus ingresos, incluidos los de la venta de petróleo. De perder el acceso a las cuentas, su economía —ya inestable— estaría aún más amenazada.

La advertencia fue transmitida al primer ministro de Irak, Adel Abdul Mahdi, telefónicamente, según un funcionario de la oficina presidencial. En la conversación también se trató la asociación militar, política y financiera entre los dos países y las sanciones que pueden deparar a Bagdad.

A su vez, Abdul Mahdi aseguró que la retirada de las tropas estadounidenses es la única manera de evitar el conflicto en Irak porque Estados Unidos no confía en las fuerzas de seguridad del país para proteger a sus tropas.

A Estados Unidos le preocupa que la salida de sus fuerzas lleve a que la moneda estadounidense sea redirigida a Irán y a sus demás adversarios, según personas familiarizadas con el asunto. Así, el dólar estadounidense es utilizado por el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán para pagar a extranjeros que luchan contra Estados Unidos y sus aliados en la región, incluyendo a Irak, según los funcionarios estadounidenses.

Información SPUTNIK