CIUDAD MCY.- Dos bombarderos supersónicos B-1B y cuatro aviones F-35B de Estados Unidos, aviones de cazas surcoreanos y japoneses participaron en las maniobras militares de este jueves, informaron las Fuerzas Aéreas surcoreanas.

El ejercicio tuvo por objetivo “contrarrestar las repetidas pruebas de misiles balísticos de Corea del Norte y el desarrollo de armas nucleares”, haciendo referencia al ensayo militar realizado por Pyongyang en días pasados, en el que un misil balístico que sobrevoló la isla japonesa de Hokkaido.

El comandante del Mando de Operaciones de la Fuerza Aérea surcoreana, Won In-chul, afirmó: “No importa cuándo, cómo y dónde provoque el enemigo, vamos a responder de forma perfecta para hacer que se arrepienta y que sienta una insuperable sensación de miedo”.

Por su parte, el pasado miércoles, el presidente Donald Trump reiteró su posición de no dialogar con Pionyang. En sus redes sociales escribió que “durante 25 años Estados Unidos ha estado conversando y pagando dinero por extorsión a Corea del Norte. “Hablar no es la respuesta”, indicó.

Sobre estas amenazas tanto Rusia como China han reiterado en múltiples oportunidades la necesidad de entablar un diálogo sincero y bajar las tensiones en la región.

El canciller ruso, Serguéi Lavrov, insistió en enfrentar las tensiones a través de vías diplomáticas, como también “evitar cualquier acción de índole militar que podría provocar consecuencias imprevisibles”. Destacó que su país “considera contraproducente y peligroso reforzar más la presión sobre Corea del Norte”.

La tensión entre Corea del Norte y EEUU y sus aliados en la región se ha recrudecido en las últimas semanas, después que el presidente estadounidense amenazara atacar Pionyang con un “fuego y con una furia jamás vista en el mundo”.

El Gobierno norcoreano ha insistido en que las constantes maniobras y ejercicios militares de Estados Unidos y sus aliados son una amenaza a la soberanía del país e incrementa las tensiones en la península coreana.

Información TELESUR