Miembros de la Red de Cine en el estado Aragua | FOTO PRENSA SSPPC

CIUDAD MCY.- En el marco de las actividades realizadas para celebrar los 123 años del cine nacional, la Red Popular de Cine y Medios Audiovisuales del estado Aragua invita a comunidades populares a reflexionar constantemente sobre los notables avances socio-culturales logrados en Venezuela en tiempos de Revolución bonita, usando los films como sintaxis para generar discursos que impliquen elementos sociales, políticos, filosóficos y lingüísticos difusores de nuestra identidad, así lo informó María Muñoz, presidenta del icónico grupo audiovisual regional.

Al festejar 123 años de las primeras proyecciones venezolanas, también debemos celebrar la formación de profesionales y creadores cada vez mejor formados, capaces de ofrecer al mundo productos fílmicos con sensibilidad social. “La Revolución Bolivariana concibe al cine como vehículo para explicar nuestra realidad, para estudiarnos, observar comportamientos y estéticas sociales, acercándonos a nuestros paisajes, modulaciones subjetivas, expresiones políticas o económicas y un reflexionar estético, más filosófico que cinematográfico”, acotó el creador audiovisual Helly David Vivas.

A través de sus permanentes actividades y talleres, realizados en comunidades populares de Aragua, la Red de Cine regional trabaja incansablemente para facilitar al pueblo las herramientas necesarias que lo conviertan en creador audiovisual, a través de sus producciones comunitarias y populares, exponiendo necesidades de unión fraternal y socialista para superar macabros discursos hegemónicos hollywoodenses, que buscan imponer una única forma de hacer y ver cine.

Por su parte, el cineasta Daniel “Hippie” Peña señaló que una audiencia creadora, crítica, alfabetizada, mediáticamente consciente, activa y social, se torna en poderosa coraza patria contra perversas alienaciones imperiales, generando en colectivo discursos y contenidos contrahegemónicos emancipadores.

Con los programas de formación audiovisual emprendidos en la UBV y Cine en Curso, dictados por el CNAC, comunidades populares aragüeñas se han convertido en audiencia y ciudadanía activa, siendo insoslayables sus opiniones y acciones, transformándose en verdaderos legisladores y agentes imprescindibles de la contraloría social, corresponsables en la discusión y elaboración de leyes que los reconozcan como comités de usuarios, al entender que el cine es su derecho cultural y no el negocio de monopolios capitalistas.

Información PRENSA SSPPC